Seleccionar página

Es este un post que pretende ser un sencillo recordatorio para que, cuando decides buscar la ayuda de un profesional cualificado para tratar tus problemas, te asegures de estar en buenas manos. No solo hablamos, naturalmente, de que investigues un poco antes e in situ (en la consulta) acerca de los conocimientos, la formación, la experiencia, etcétera, del profesional, sino que también tengas en cuenta una serie de cualidades y comportamientos que el buen psicólogo debe tener, y un conjunto de normas que debe cumplir.

buen psicologo en tenerife
CARACTERÍSTICAS DE UN BUEN PSICÓLOGO

1. No es tu amigo, es un profesional

No es tu amigo, es un profesional que te guiará en el proceso de búsqueda de soluciones. No está ahí para decirte lo que quieres oír o lo que debes de hacer.

2. Es un entrenador, tú juegas

El éxito de la terapia depende al 100% de ti. Sin motivación y predisposición a trabajar, no hay nada que hacer.

3. Escucha activa

Es esencial para que el mensaje sea transmitido y recibido. Si no escuchas de forma abierta (al igual que él o ella), la comunicación fallará, y por consiguiente, la comprensión, identificación y solución de tus problemas, fracasará.

4. No adoctrina

El psicólogo no es juez ni parte. Es un profesional cualificado que habla con argumentos científicos, con la fuerza de la experiencia, para ayudarte. No da consejos, ni es un político, ni un familiar, ni un opinador.

5. Debe hacer seguimiento

Un buen profesional no te dejará solo/a en el proceso.

La terapia continúa al terminar la sesión, y, por tanto, debe estar en contacto permanente y estar disponible para ayudarte con las dudas, supervisar avances, guiarte ante las dificultades que puedan surgir hasta la siguiente sesión.

Generalmente te encargará tareas para casa, para entrenar habilidades, aplicar lo aprendido, etcétera. Es uno de los factores que indican que estás ante un buen terapeuta, que conoce lo que hace.

Desde el punto de vista del paciente, estas tareas permiten cambiar las cosas, ver avances, entrenar habilidades, en definitiva, marcar la diferencia con respecto al estado problemático inicial.

6. Psicólogo/a certificado

Comprueba siempre la formación, titulaciones, etcétera, de tu psicólogo/a. Es un derecho inalienable que tienes como paciente. Saber en qué manos te pones.

7. Metodología verificable

Comprueba que tu psicólogo/a está acreditado y tiene una formación científica. Así evitarás fraudes, ser víctima del intrusismo y ser tratado/a con pseudoterapias carentes de apoyo científico y empírico.

8. La terapia es un proceso

La terapia es un proceso: evaluación, diagnóstico y propuesta de tratamiento. Si tu psicólogo no sigue, de forma reconocible, estos pasos, desconfía. Son la base del método científico.

El profesional, entre sus funciones tiene la de responder a tus dudas, y tú, como paciente, tienes derecho a preguntar cuantas veces lo consideres oportuno, en cualquier momento de la terapia.

9. Eficacia

Una terapia no es lo mismo que hablar con un amigo o un familiar, algo que puede procurarnos alivio en un momento dado. La terapia es más complejo que eso y, por eso, es más eficaz.

El/la psicólogo/a debe tener una metodología que te permita entender tus emociones, pensamientos y conductas y que te posibilite aprender, aplicar y optimizar estrategias y técnicas adecuadas para solucionar los problemas.

10. La relación o alianza terapéutica

La relación o alianza terapéutica. Como comentaba más arriba, la relación terapéutica no es una amistad, ni cualquier otro tipo de relación emocional. Es esencial que te sientas a gusto en la consulta (es normal estar nervioso/a las primeras veces, vas a hablar de situaciones delicadas y/o problemas) y que desarrolles una confianza plena en tu terapeuta. Si no es así, abandona y busca otro/a profesional, sin ningún compromiso. Es tu derecho.

11. Tus recursos

A parte de lo que he comentado sobre preguntar al profesional elegido (como derecho fundamental del paciente), tienes a tu disposición otras vías para elegir a tu terapeuta y recibir asesoramiento respecto a tus dudas.

El Colegio Oficial de Psicología estará a tu disposición para estas funciones, además de verificar que tu psicólogo/a está registrado y colegiado, otro elemento fundamental que nosotros los psicólogos y psicólogas debemos cumplir para ejercer con todas las garantías oficiales.

Pin It on Pinterest